Karmha&Travel

Un hotel de nieve ?! IGLÚ Hotel Grandvalira

Uno de los mejores hoteles donde he dormido es un Iglú. Sí !  un Iglú Hotel, esta maravillosa idea de la mano de Grandvalira, podemos experimentarla en Andorra, Grau Roig.  En este post voy a contarles mi experiencia durmiendo en un Hotel de Nieve, todo el programa e información y detalles a tener en cuenta si piensas alojarte allí.

❄️

 

 

Antes de empezar os voy a responder lo que seguro estáis pensando… no, no morirás de frío mientras duermes jeje ! El Iglú Hotel de Grandvalira es el único hotel del sur de Europa con estas características tan auténticas, está en la parte alta de la estación Grau Roig, a 2.350 mtrs de altitud. En mi experiencia sinceramente prefiero este tipo de hoteles a un hotel de lujo, porque hay ciertas sensaciones y experiencias que simplemente son únicas; el contacto con la naturaleza paradójicamente se ha convertido en un atractivo relevante. Este hotel a mi parecer entraría en la nueva categoría `glamping` que básicamente fusiona la hotelería de alto nivel con un entorno completamente natural.

El programa para alojarse en el hotel iglú ofrece actividades, sacos de dormir y sábanas, spa, jacuzzi de nieve, oferta gastronómica de primer nivel, terraza, sala de calor y un servicio de atención personalizada. Está construido con 100% nieve. Sus tarifas varían según el día de la semana; al encontrarse en la zona alta de la Estación Grau Roig, para descubrir el Iglú debemos tomar el telesilla (si es durante el día) o subir en retrac (check in hotel – 19hs).

Cuenta con 5 habitaciones, es decir cinco iglús con capacidad máxima de seis personas y el detalle que me encanta es que están decoradas con diferentes temáticas cada año, las esculturas que se aprecian dentro junto con la iluminación, son realmente hermosas ! Los iglús son de uso compartido, o bien, puedes reservarlo en privado.  Las camas están preparadas con sacos de dormir que soportan temperaturas de hasta – 20º y sábanas de algodón para cada cliente. La oferta del spa es ideal, con un hidromasaje de nieve y saunas, para relajar después de una día de esquí, disfrutando las vistas increíbles que nos proporciona la ubicación.

Puedes salir a hacer una caminata con raquetas, o tomar algo en la terraza, y prepararte para la experiencia de dormir como un esquimal, rodeada de nieve.

Los iglús pueden ser una fuente de calor, aunque no lo parezca. En lugares donde la temperatura puede llegar a -40 ºC, dentro del iglú puede alcanzarse 0 ºC, esto se logra debido a que dentro del iglú no se siente el frío del viento. Además, la nieve actúa como aislante dejando atrapado el calor del cuerpo. Este aislamiento se incrementa con los días, y el calor corporal y el sol hacen que se derrita aún más lentamente.

En mi visita, no fui del todo equipada, porque no esperaba dormir allí; pero en vuestro caso os recomiendo ir con indumentaria de nieve: botas de nieve (yo utilicé  mis Sorel y no sentí frío en ningún momento), pantalones y camiseta térmica, una muy buena chaqueta y MUY importante: guantes térmicos.  Debes ir preparado para el spa, así que también necesitas bañador y chanclas. Una linterna o frontal para moverte durante la noche en el sitio, y hacer caminatas nocturnas con raquetas.

Pasar la noche en el Hotel Iglú, comienza por la tarde a las 19 hs con una copa de bienvenida en el punto de encuentro que es la Escuela de esquí ( justo allí tienes parking ); desde allí suben en una Retrac, y ya empieza la aventura, porque subirse a estas máquinas pisa nieve es alucinantemente movido!!! luego si te apetece puedes apuntarte a una salida con raquetas, lo recomiendo porque ver las estrellas desde esa altura puede sorprenderte más de lo que te imaginas… luego te espera la cena, con delicias & vino y al terminar tienes la opción de tomar una copa en el domo, que se encuentra climatizado a una temperatura optima con chimenea, esta opción es nueva de esta temporada y creo que está muy bien pensada porque es muy agradable terminar el día en ese entorno, charlando y bebiendo una copa.

subida-ratrac-hotel-iglu
Retrac
d o m o
D o m o – Foto: José Otero Acevedo
foto domo grandvalira
Domo – Grandvalira – Foto: José Otero Acevedo

La sesión de Spa es un must si visitas este hotel, puedes relajarte en el jacuzzi a cielo abierto: todas las estrellar para ti  y disfrutar del contraste de temperaturas con la sauna.  A la hora de descansar, te espera la experiencia de hacerlo en los sacos de dormir árticos, con sus sábanas y unas paredes de nieve con esculturas increíbles. Personalmente, no tuve problemas en dormir, y no sentí frío en ningún momento, si bien estoy acostumbrada a  bajas temperaturas, con los sacos y mi ropa no tuve ningún problema.

Temprano a la mañana lo ideal es bajar esquiando (puedes llevarte tu equipo y hacer la primer bajada del día), si no, puedes bajar en telesilla. Te espera un desayuno muy rico en el Pulka, que es un restaurant ubicado a pie de pista en la parte baja, justo al lado de la escuela de esquí donde dejaste tu coche  😉  !!! es un programa lleno de experiencias y diversión, recomiendo vivirlo y sentirse esquimal al menos por una noche  😉

❄️

Existen hoteles de estas características en otros destinos, pero Grandvalira en Andorra nos ofrece está opción súper completa, para pasar un finde de lujo! y si no te atreves a pasar la noche, puedes reservar una cena única con acceso al domo, para tomarte un gin tonic y disfrutar la vista…

Os dejo la web para más información si les interesa la idea  Grandvalira – Hotel Iglú 

10689902_362449800595337_7437815534511315456_n

Anuncios